07/07/2014

¿Por qué divulgar la ciencia?

Por Diego Golombek

Solemos tener una serie de respuestas políticamente correctísimas cuando se nos consulta acerca de la necesidad de comunicar la ciencia. Empezamos, por supuesto, por defender los valores democráticos de compartir una ciencia basada en la inversión pública, casi como un ejercicio de balanceo, de devolución o rendición de cuentas a la sociedad que nos cobija. También nos encanta decir que el conocer los hechos, los métodos y los pensamientos de la ciencia contribuye a un mejor ejercicio de la ciudadanía: aquél que reciba una adecuada instrucción científica, incluyendo aspectos divulgativos, de a poco se irá permeando de esta mirada particular del mundo, exenta del principio de autoridad y, al menos en teoría, prescindente de los prejuicios a la hora de tomar decisiones. Nos llenamos la boca del rol de la divulgación de las ciencias como fomento a las vocaciones científicas de los jóvenes que esperan ávidos ese conocimiento para asegurar su futuro. Más temerarios, incluso afirmamos que la divulgación de la ciencia nos ayuda a formar mejores personas, que miren el mundo con ojos racionales e intenten comprenderlo y respetarlo desde otro ángulo.

Read More