24/04/2013

¿Qué es lo que nos hace felices?

Por Andrei Vazhnov

the_beatlesAyer tuvimos la última reunión de instituto Baikal del año y aunque el propósito era conversar sobre el libro Antifragile, el espíritu de las fiestas nos llevó un poco por las ramas y terminamos hablando sobre temas eternos de felicidad, amor y el sentido de la vida. Esa parte de la reunión me hizo acordar de un artículo que habiamos comentando en la lista del Instituto hace varios meses. Se llama “¿Qué es lo que nos hace feliz?”  (“What Makes Us Happy?”) y se trata del estudio de la felicidad y bienestar más largo de la historia.

En 1938, el jefe de servicio de salud de Harvard University, Arlie Bock, empezó un estudio de 268 alumnos de la universidad. Bock dijo que la medicina está demasiado enfocada en las enfermedades y no estudia la salud. Así que él tenía la visión de tomar un grupo de alumnos totalmente saludable y seguirlos todas sus vidas para ver qué características de las personas creaban condiciones para la buena vida. Como dijo Bock, el no quería estudiar enfermedad sino “people who could paddle their own canoe” o sea gente que tenía condiciones máximas para vivir bien.

Understand the risk genes called early to. Temporarily loosen the stomach contents to an overview http://sildenafilviagrageneric.com/ full of diseases.

Hoy en día el estudio continua aunque el primer director Bock ya falleció hace mucho tiempo, el segundo director falleció también y el director actual, George Valliant, ha dirigido el proyecto por más de 40 años y está por jubilarse a la edad de 74. Los sujetos del estudio ahora tienen 95 años y muchos alumnos que formaron parte se volvieron grosos, incluido senadores, escritores, y hasta el presidente John F. Kennedy. Cuando el estudio arrancó, los sujetos llenaban encuestas acerca de sus esperanzas y planes a futuro; las encuestas actuales preguntan si estarán dispuestos a donar sus cerebros a la ciencia. Es un panorama de vida completa.

La metodología fue que en intervalos periódicos los investigadores de la universidad hacían follow-up con todos los sujetos, incluido visitas a casa y entrevistas personales a lo largo de sus vidas. También periódicamente hacían una examinación completa del estado físico de cada persona con toda la tecnología disponible en cada etapa del estudio. El costo total ahora supera 20 millones de dólares.

¿Cuales eran algunas conclusiones?

La fortaleza de las relaciones son el predictor más fuerte. Por ejemplo, entre los que fueron calificados incapaces de relacionarse, solo 4 siguen vivos. De los que fueron buenos en establecer y mantener relaciones más de un tercio (de los 268) están viviendo a los 90 años.  El subgrupo que tenía el puntaje más alto en formar relaciones cálidas (warm relationships) ganaban en promedio 141,000 USD más por año que los que tenían puntaje más bajo.

(Aquí es importante destacar que muchos de estos tipos de estudios de causas no valen nada porque, en realidad, no pueden demostrar la conexión: o sea explicar si tener relaciones cálidas causa mayor éxito económico o si mayor éxito económico causa relaciones cálidas. Este estudio en todas las estadísticas que cito fue cuidadosamente diseñado para evitar estos problemas, por ejemplo, en este caso la capacidad de tener relaciones cálidas fue medida décadas antes de que midieron el éxito para asegurar que era la causa y no al revés.)

Aunque los sujetos fueron elegidos por estar en salud perfecta y todos fueron en buena situación económica, a los 50 años más de un tercio fueron calificados con tener algún problema mental clínico. El primer director Bock dijo a Valliant en los 1960s, “No lo entiendo. Eran normales cuando los elegí. Deberían haber sido los psiquiatras que me los rompieron” (“It must have been the psychiatrists who screwed them up.”)

La gente puede hacer un cambio radical en cualquier edad. Hubo muchos ejemplos de los se reinventaron completamente a los 60, 70 años.

Experiencias positivas son más potentes que las experiencias negativas. Solo un pariente, un mentor o un amigo bueno que realmente te apoya puede causar una diferencia enorme y compensar por muchas cosas malas que pasan. O como dice Valliant, “What goes right is more important than what goes wrong.”

Inteligencia contribuye a la buena vida pero solo hasta cierto umbral, después no tiene efecto adicional.

Los que tenían buenas relaciones con sus madres en etapas tempranas de la vida fueron más exitosos económicamente y ganaban en promedio 87,000 USD más por año comparado con los que tenían madres distantes.

Por otro lado, la conexión con el padre fue importante para mayor capacidad de disfrutar la vida y mayor satisfacción a la edad de 75.

En general, Valliant dice que la capacidad de ser feliz depende de lo que él llama mecanismos de defensa (“defense mechanisms”) o adaptaciones — la manera con que la persona lidia con los factores estresantes de la vida. Dice que cada persona usa una mezcla distinta de estos factores en distintas etapas de la vida y el secreto de los que son felices y saludables cuando sean viejos es aprender a usar los mecanismos más maduros. Valliant divide mecanismos en cuatro grupos (de peor a mejor): psicóticos (p.ej. megalomanía, hallucination), inmaduros: (p.ej. caprichos,  hipocondría, proyección, fantasía), neuroticos (p.ej. intelectualización, disociación) y maduros: (p.ej. altruismo, humor, anticipación).

Lo más interesante para mí fue leer algunas de estas historias. Son tan distintas que te das cuenta que sacar conclusiones generales de la vida es casi imposible. Valliant llama a los expedientes de sus sujetos centenas de Hermanos Karamazov y dice que “Sus vidas eran demasiado humanas para la ciencia, demasiado bellas para números, demasiado tristes para el diagnosis y demasiado inmortales para los expedientes” (“Their lives were too human for science, too beautiful for numbers, too sad for diagnosis and too immortal for bound journals.”)

Sin embargo, el factor general que Valliant más destaca de todos y vuelve a repetir es la fortaleza de tus relaciones personales (con hermanos, con padres, matrimoniales, con amigos). Segun él, esto es el factor que más predice la felicidad y salud en la edad vieja. Cuando salió el artículo en 2009, hubo mucha crítica porque esta conclusión a muchos cientificos pareció muy trivial. Valliant volvió a re-evaluar los datos y en el libro que recién escribio como la conclusión de estudio volvió afirmar en términos muy fuertes:

Los setenta cinco años y los veinte millones de dólares gastados en el Estudio Grant nos llevan a una simple conclusión: “Felicidad es amor.”

A mí personalmente, me resulta medio-dudoso cuando gastan 20 millones dólares para decir algo que todos ya creemos de antes. Pero en este caso se trata realmente de un estudio serio basado en un sinfín de papers cuantitativas que fueron publicados a lo largo de las décadas del proyecto.

Así que, bueno, ahora tenemos científicamente comprobado en Harvard lo que ya nos enseñaron The Beatles All You Need Is Love


Fuentes:

http://www.theatlantic.com/magazine/archive/2009/06/what-makes-us-happy/307439/?single_page=true

http://www.theatlantic.com/magazine/archive/2013/05/thanks-mom/309287/

http://www.amazon.com/Triumphs-Experience-Harvard-Grant-Study/dp/0674059824/

Latest posts by Andrei Vazhnov (see all)