Alejandro Magno

Christián Carman

Alejandro Magno - Banner

Modalidad

  • Fecha: Falta fecha y horario p.m. (hora de Argentina).
  • Plataforma Zoom.

Contenido

Filipo II, rey de Macedonia, había comprado un caballo hermoso, fuerte y veloz. Pero cuando quiso montarlo, fue imposible. Le encantaba el caballo, así que convocó a los mejores domadores del reino para que lograran montarlo. Era un espectáculo verlos caer en segundos, uno tras otro, a todos sin excepción. Alejandrito, el hijo del rey, estudiaba la situación con ojos penetrantes. Cuando todos hubieron caído, le dijo al rey que él sí podría montarlo. Todos se le rieron alegando que un niño no podría triunfar allí donde los más grandes domadores del reino habían fracasado. Pero él insistió y se ganó una oportunidad. Alejandrito se dio cuenta de que el caballo enloquecía porque le tenía miedo a su sombra. Lo giró para que el Sol le diera de frente y lo montó sin problemas. Su padre, Filipo, le dijo: “Hijo, búscate otro reino que sea igual a tu grandeza, porque Macedonia es pequeña para ti”.

Ese día, Alejandrito empezó a ser llamado Alejandro el Grande, Alejandro Magno. Unos años después, conquistó prácticamente todo el mundo conocido.

¿Cómo lo hizo? En esta clase te cuento los secretos de su éxito.

Christián Carman

Esta actividad está incluida en Degustación de Ideas Baikal

Profesor

Christián Carman

Christián Carman

Es investigador independiente del CONICET y profesor en la Universidad Nacional de Quilmes.
Desde chico le gustó la ciencia, aunque cuando conoció la Filosofía, se fue por ese lado y después giró hacia la historia de la astronomía griega. De a poco, está volviendo a la filosofía.

× ¿Cómo podemos ayudarte?